La familia de Inteligencia Artificial, está compuesta por 2 líneas:

Línea Oculus: enfocada en que los niños puedan desarrollar su lógica de programación, debido a que no es desarmable se logra el objetivo de que el alumno inicie en el mundo de la robótica.

Línea Everest: robots humanoides que se programan para que puedan interactuar reconociendo objetos y personas, tomando decisiones de cierto grado de dificultad. La programación y operación es de forma inalámbrica desde smartphones y tablets (iOS y Android).